Pornografía e internet siempre han ido de la mano, pero ahora más que nunca se ha convertido en una actividad tan cotidiana como peligrosa, incluso para quienes visitan sitios aparentemente seguros y amigables, como PornHub.

PornHub, una de las plataformas más seguras para nuestras perversiones en línea, ha dejado de serlo, según reportan los estudiosos de Proof Point, una firma de seguridad digital, quienes sacaron a la luz un hecho espeluznante:

Durante el año 2016 los 23 mil millones de usuarios que visitaron PornHub estuvieron expuestos a contraer un maligno malware publicitario, que pudo haber dañado sus navegadores web.

Traffic Junky, una compañía especializada en contenidos publicitarios digitales, sería la principal responsable de habilitar la integración de anuncios maliciosos por medio de inserciones en sitios web, que a su vez eran alimentados por la firma de malvertising KovCoreG, que hacían inevitable para el usuario la descarga de un molesto programa malicioso que generaba ganancias para los cibercriminales.

Los inocentes y candentes usuarios hacían su ingreso habitual a PornHub, y de pronto se abría una ventana que notificaba la actualización necesaria de su reproductor de Adobe Flash, para poder seguir visionando los ardientes videos de la plataforma.

En medio de la ‘urgente’ situación, las víctimas accedían seguían las instrucciones sin cuestionarlas y de la forma más rápida posible. Finalmente y sin darse cuenta, habían instalado en sus propios computadores un malware silencioso que daba clics de manera sigilosa sobre todas las inserciones publicitarias dentro de PornHub, que además desplegaba ventanas adicionales, que hacían que las ganancias de los malechores sumaran aún más dinero a sus arcas.

Esta infección, sólo entraba en acción cada que la víctima ingresaba al sitio y aunque ha sido retirada por completo de la plataforma web para adultos, muchos sienten que ya nadie está seguro…

Lo más lamentable de esta noticia, es que existen despiadados intereses capaces de aprovecharse de los más incautos en su momento más vulnerable y su urgencia de ver porno.

Impure

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here