COVID-19: alertan sobre nueva vía de transmisión

Investigadores afirman que han encontrado fragmentos de material genético del COVID-19 en un lugar que no habían considerado.

Científicos de la Universidad Médica de Guangzhou en China, lograron por primera vez detectar el SARS-CoV-2 vivo en las heces de pacientes que murieron a causa del coronavirus, lo que sugiere que el COVID-19 también puede transmitirse a través de la inhalación de partículas de excrementos infectados.

«El aislamiento del SARS-CoV-2 infeccioso en las heces indica la posibilidad de transmisión fecal-oral o transmisión fecal-respiratoria a través de heces en aerosol»

Describieron los autores del estudio, publicado en Emerging Infectious Diseases.

Como sabemos, las personas podemos infectarnos de COVID-19 cuando alguien enfermo tose o estornuda, rociando gotas que transportan virus en el aire y otras superficies que pueden ser inhaladas.

Ahora, los investigadores chinos afirman que han encontrado fragmentos del material genético del virus en muestras fecales de aproximadamente una decena de pacientes.

COVID-19

Coronavirus: La investigación 

Durante la investigación, el equipo de científicos observó a un hombre de 78 años que dio positivo por coronavirus a principios de este año. El paciente fue hospitalizado en Guangzhou el 17 de enero con tos, fiebre irregular y tomografías computarizadas de tórax anormales.

Cinco días después, el 22 de enero, su estado empeoró y el paciente fue conectado a un respirador artificial. Las pruebas detectaron el ARN del virus en cuatro muestras fecales que se recolectaron entre el 27 de enero y el 7 de febrero. El hombre falleció el 20 de febrero.

Posteriormente, los investigadores recolectaron muestras fecales de 27 pacientes más, 11 de las cuales contenían ARN viral. Además, el equipo aisló el SARS-CoV-2 vivo en las muestras de dos pacientes:

«lo que indica que el virus infeccioso en las heces es una manifestación común de covid-19», anuncia el estudio.

Las muestras de heces recolectadas entre 17 y 28 días después de que comenzaron los síntomas tenían mayores cargas de ADN del virus que las muestras respiratorias.

El virus vivo no pudo aislarse de las muestras fecales recolectadas después de 28 días, pero se encontró ARN viral, es decir solo fragmentos de ARN, no virus infecciosos.

Así las cosas, solo queda seguir esperando que los científicos puedan encontrar el mejor método para atacar o contrarrestar el efecto que el virus tiene en nuestro organismo.

Impure

Post Relacionados

Comparte

Últimas Publicaciones