Marion Cotillard es una destacada actriz francesa que ha logrado gran notoriedad en Hollywood. En su última película Les Fantômes d’Ismael, ha decidido en un gesto de honestidad y despojo, mostrar su cuerpo completamente desnudo.

Marion Cotillard, que ya suma 41 años, exhibió su cuerpo despojado de todo adorno y completamente desnudo ante su compañero de elenco, el actor Mathieu Amalric, conocido por su participación como villano en la saga 007 Quantum of Solace. En Les Fantômes d’Ismael , el actor interpreta  a un cineasta atormentado cuya vida se vuelve un caos tras la inesperada reaparición de una ex.

En la escena, Cotillard que es madre de dos hijos, aparece desnuda y de pie en el centro de una sala de estar mientras contempla a Amalric quien permanece sentado, ante el inesperado suceso.

desnudo

El drama Les Fantômes d’Ismael  cuenta la historia de un cineasta llamado Ismael (Mathieu Amalric) cuya vida se vuelve extraña cuando su ex esposa Carlotta (Marion Cotillard) regresa a su casa tras ser dada por muerta, luego de una extraña desaparición.

El film también cuenta con la actuación de la provocativa Charlotte Gainsbourg, quien interpreta a Sylvia, la mujer con quien Ismael ha intentado rehacer su vida tras la desaparición de su esposa.

Recordemos que Marion Cotillard ganó un Premio de la Academia como mejor actriz en 2007 por su papel en la biografía de Edith Piaf La Vie en Rose.

Está casada con Guillaume Canet, un actor y cineasta francés, ganador de un premio César como director por Ne le dis à personne.

La crítica ha dicho que la primera media hora de Les fantômes d’Ismaël se ubica entre lo mejor de la espléndida carrera de Arnaud Desplechin y que la última media hora, se instala entre lo peor de su filmografía. En resumen, el director nos enfrenta a una historia desconcertante e irregular pero nunca intrascendente.

Les fantômes d’Ismaël  es el nuevo largometraje de Desplechin, el talentoso director de El primer día del resto de nuestras vidas que nunca ofrece una historia simple y en este film lo vuelve a demostrar con la historia de un triángulo romántico,  que mezcla drama familiar, humor absurdo, aspectos de thriller de espías y hasta, como su título advierte, con elementos fantásticos que hasta incluyen fantasmas. La película cuenta con múltiples referencias cinéfilas, literarias y filosóficas, Les fantômes d’Ismaël es una película de ambiciones y pretensiones por momentos desmedidas, desbordantes, pero que siempre vale la pena ver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here