Cuentos para los hombres que son todavía niños, de Teresa Wilms Montt

Cuentos para los hombres que son todavía niños fue publicado por primera vez en 1919 bajo el seudónimo de Teresa de la † , en Buenos Aires.

La obra consta de ocho relatos que Teresa Wilms Montt dedicó a sus hijas y son un acercamiento a lo definitivo del terror, la soledad y la muerte.

A través de la voz de una muñeca de trapo, un burro e incluso el espectro de un arriero que deambula con un puñal en el pecho, Teresa Wilms Montt va enhebrando preguntas tan espeluznantes como reveladoras:

«¿Es cierto que la bondad no existe?».

Así, por medio de una prosa única y descarnada, advierte a sus lectoras sobre lo crepuscular de la existencia, como si estas páginas fueran consejos de ruta, o quizás también, un abrazo.

La narrativa de Wilms Montt representa el horizonte más desconocido de su obra, donde, con igual voracidad que en sus diarios y poemas, consigue desbordar cualquier atadura de su tiempo, consagrándose como una de las escritoras chilenas más deslumbrantes y anómalas de principios del siglo XX.

“Un volumen de relatos que firma como Teresa de la †, quizás haciéndose cargo de una cruz imaginaria. Una rúbrica que será también su último seudónimo”.

Sobre la autora

Teresa Wilms Montt nació en Viña del Mar, Chile en 1893. Hija de un matrimonio entre reconocidas familias de la élite mercantil y política chilena, tempranamente comenzó a publicar textos poéticos adhiriendo a las ideas feministas y anarquistas, cuya calidad y temática descolocaron a su círculo íntimo.

Contrajo matrimonio con Gustavo Balmaceda Valdés a los diecisiete años. Este vínculo le permitió vivir en diferentes lugares de Chile como Valdivia e Iquique.

Debido a un desliz amoroso con el primo de su esposo, Vicente Balmaceda, fue recluida en el Convento de la Preciosa Sangre de Santiago durante dos años, donde escribió una parte sustancial de sus diarios.

Tras un intento de suicidio en 1916, logró escapar hacia Argentina apoyada por el poeta Vicente Huidobro.

Publicó todos sus libros fuera de Chile en un período de tres años, obteniendo el reconocimiento de los círculos intelectuales bonaerenses y españoles.

Más allá de los cuentos

  • Inquietudes sentimentales (Buenos Aires, 1917),
  • Los tres cantos (Buenos Aires, 1917),
  • En la quietud del mármol (Madrid, 1918),
  • Anuarí (Madrid, 1918)
  • Cuentos para los hombres que todavía son niños (Buenos Aires, 1919).

Póstumamente la Editorial Nascimento publicó en Chile Lo que no se ha dicho (1922), que recoge parte de sus diarios, entre otros textos.

En 1993 Ruth González Vergara publicó una extensa y documentada biografía suya, titulada Teresa Wilms Montt: un canto a la libertad.

La editorial malagueña La Señora Dalloway rescata la apasionante figura de la escritora chilena a través de sus diarios

Y nosotros, a través de @laInclusiva (buscadores infatigables de ediciones libres) te invitamos a revisitar esta obra, si bien lo que aquí te compartimos es una antigua edición, esperamos que te sirva de inspiración para comprar la nueva publicación, y si no tienes dinero, la descargues y compartas con otras personas que puedan sentirse llamadas a conocer la obra de esta mujer rebelde, aristócrata y de un talento contundente.

Leer Cuentos para Hombres que son todavía niños

Creemos en una literatura al alcance de todes, más lectores, más librepensadores.

@LaInclusiva

Post Relacionados

Síguenos

565Fans
207Followers
19.5kFollowers

Últimas Publicaciones