Viene de La Verdadera Y Desconocida Historia De Bettie Page (Parte I)

Bettie Page es sinónimo de sensualidad, belleza y pin-up. Sus fotografías y su estilo la transformaron en un ícono que perdura en la memoria colectiva hasta nuestros días, pero muy pocos conocen la verdad detrás del mito

bettie
Bettie Page

Bettie Page y su época más icónica

Durante los siguientes 5 años (de 1952 a 1957) posó para el famoso fotógrafo Irving Klaw, quien hacía fotografías que eran enviadas por correo a cualquiera que las solicitara, cumpliendo las fantasías más perversas de la sociedad norteamericana de los ’50.

 

Klaw era un reconocido fotógrafo de postales eróticas, quien junto a su hermana, Paula Klaw, fueron quienes crearon la figura mítica de Betty Page. Miles de fotos salieron del estudio localizado en la calle 14. La variedad de imágenes que enviaron con discreción a sus clientes proyectaban a una Betty desde la inocencia en bikini al bondage con látigo y tacones de seis pulgadas.

En este periodo fue cuando Bettie comenzó a posar con temas fetichistas como el sadomasoquismo y BDSM en general. De hecho, Klaw también la filmó en cintas de 8mm y 16mm, que eran para pedidos especiales de la clientela.

“Continúan refiriéndose a mí en las revistas y en los periódicos y en todos lados como “la Reina del bondage” . La única vez que posé en bondage fue para Irving Klaw y su hermana Paula. Usualmente los sábados él tenía una sesión de cuatro o cinco horas con cuatro o cinco modelos y un par de fotógrafos extra, y para poder cobrar tenía que hacer una hora de bondage. Y ésa fue la única razón por la que lo hice. Nunca he tenido un indicio de ese comportamiento. En verdad no lo desapruebo; creo que puedes hacer lo tuyo mientras no lastimes a nadie más – ésa ha sido mi filosofía desde que era pequeña. Nunca me fijé en eso. De hecho, solíamos reírnos de algunas peticiones que llegaban por correo, incluso de jueces y abogados y doctores y gente en altas posiciones. En los 50 pedían los látigos y las corbatas y todo lo demás”.

Betty Page posó para todas las revistas eróticas de la fecha, incluso fue la chica centerfold de Playboy en enero de 1955.

Tenía esa clase de inocencia picante tan rara de encontrar, contemporánea y provocativa, también nostálgica.

Hugh M. Hefner

 

Poco después, Page comenzó a estudiar actuación y logró hacer apariciones en un par de programas famosos de Estados Unidos, además participó en algunas producciones fuera de Broadway. Actuó y bailó en la cinta “Striporama”. Además, apareció en otras cintas como “Burlesque” dirigidas por Irving Klaw, “Teaserama” y “Varietease”, y aunque ambas mostraban un lado sexual, ninguna mostró desnudez o contenido sexual en general.

Al año siguiente, en Miami conoció a distintos fotógrafos, incluida Bunny Yeager, quien también había sido modelo y quería estar detrás de la cámara. La bella fotógrafa fue la encargada de la sesión acerca de la vida salvaje en Florida, que resultó ser una de las sesiones más exitosas para ambas mujeres.

Fue gracias a Yeager que Bettie apareció en las páginas centrales de la revista Playboy, y ese mismo año se ganó el título de “Miss Pin-up Girl of the World” y se ganó apodos como “La Reina de las Curvas” y “El Ángel Oscuro”. 

Gracias a Yaeger, la fama de Betty Page creció a niveles astronómicos. La joven parecía condensar en un cuerpo, una sonrisa y una mirada las fantasías de miles.

Durante todos esos años, Page tuvo pocos momentos de descanso y aunque las modelos Pin-up sólo eran solicitadas por pocos meses, ella trabajó durante varios años seguidos hasta 1957. Posó desnuda en varias ocasiones pero nunca apareció en escenas de contenido sexual explícito, lo que le añadía cierta categoría a su reputación.

Bettie lo había logrado: era reconocida, celebrada e incluso era amiga de Hugh Hefner, pero el año siguiente todo desapareció.

El último fotógrafo con el que trabajó Bettie fue Sam Menning. Existen distintas versiones de por qué Page se alejó del mundo del Pin-up.

Tras su éxito, intento tener una vida tranquila, se casó tres veces y terminó separándose las tres. Nunca volvió al mundo del modelaje.

Manicomio, encierro y resurgimiento

Corría el año 1979, cuando Bettie se mudó a California, y tuvo un colapso nervioso tras una fuerte discusión con su casera, en donde el mito acusaba a la pin-up, hasta de apuñalar a la mujer. Bettie fue diagnosticada con una aguda esquizofrenia y pasó 20 meses en el hospital psiquiátrico Patton State. Después de ser liberada fue arrestada por atacar a otro casero, pero fue encontrada inocente por su débil estado mental y fue puesta bajo el cuidado del gobierno durante ocho años. 

Sin duda, lo más trágico de la vida de Bettie es que nunca logró dimensionar la influencia que generó en la cultura popular. 

Page tuvo un resurgimiento como ícono en los años ’90, e incluso Hugh Hefner se aseguró que pudiera pasar los años de la madurez en forma tranquila, el Playboy notó que la ex modelo no tenía un agente y que no estaba recibiendo regalías por el trabajo de su vida, por lo que inmediatamente le contactó uno y comenzó a generar dinero para la icónica modelo

Page sufrió abuso sexual por parte de su padre cuando era solo una niña, además  tuvo que encargarse de sus hermanas cuando tenía apenas 13 años, era una buena estudiante, una trabajadora que se transformó en una de las mujeres más recordadas de la historia gracias a su liberal y desprejuiciada forma de representar la fortaleza e independencia femenina.

 

Page murió de un paro cardíaco en 2008 y aunque forma parte del pasado, su legado sigue vigente en la estética de las cantantes pop, en algunas modelos y más claramente en el mundo del Pin-up, donde se mantendrá para siempre dominando con el nombre de “La Reina”.

 Impure

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here