Zaha Hadid fue una arquitecta iraquí internacionalmente famosa por sus dibujos deconstructivistas y por ser la primera mujer en recibir el premio Pritzker de arquitectura en el año 2004. Además recibió el premio Mies van der Rohe en y el premio Stirling en el año 2010 y 2011. En el año 2012 fue nombrada por la reina de Inglaterra como Comendadora de la Orden del Imperio Británico, y en el año 2015 se convirtió en la primera mujer en recibir la Medalla de Oro del RIBA (el colegio de arquitectos británico).

Su carrera de éxito comenzó cuando Rolf Fehlbaum, el dueño de la empresa alemana de mobiliario Vitra, le dio la oportunidad de levantar su primer edificio. Corría el año 1994 y Zaha comenzaba una de las carreras más fructíferas de la profesión. Las más notable en manos de una mujer, la primera en convertirse en starchitec.

La carrera de Hadid no estuvo excenta de obstáculos, no fue fácil tratar de construir un ideario, hacerlo siendo mujer e intentar levantar edificios emblemáticos en el Reino Unido, el lugar donde residió gran parte de su vida.

Zaha Hadid
Brazalete diseñado por Zaha Hadid.

Hadid llegó a ganar concursos con sus osadas propuestas, como la Ópera de Cardiff en Gales, que finalmente le encargarían a Norman Foster, pero no dejó que los prejuicios minaran su voluntad y perseverancia. Además, se convirtió en una mujer que dejaba registro indudable de su creatividad en cada objeto que su yo transformaba: diseñó joyas, muebles, zapatos, bolsos, barcos o la ropa con la que se vestía.

Los edificios neofuturistas de Hadid se caracterizaban por sus formas curvas con múltiples puntos de perspectiva y geometría fragmentada que buscan evocar el caos de la vida moderna.

Vista interior del Centro de Arte Contemporáneo en Cincinnati.

Cuando en 2003 inauguró su primer proyecto norteamericano, el Centro de Arte Contemporáneo en Cincinnati (Ohio) el mundo arquitectónico observó al detalle y con mucha reticencia cómo había sido la transformación de los planos a la realidad, entendió que la exigencia con ella era mayor y decidió arriesgar más. “Tratando de romper los límites de la arquitectura” hablaba de convertir los edificios en paisaje y de repensar los límites físicos de las construcciones.

Museo MAXXI, Italia. Interior ©Iwan Baan

Y aunque su propuesta era ambiciosa, logró hacerla realidad con el Museo Nacional de Arte del Siglo 21 en Roma en 2010 y con la Opera de Guangzhou el mismo año. Por esa misma época logró concluir una de sus obras más conmovedoras: el colegio Evelyn Grace en Brixton, un lugar en donde alumnos con un futuro poco prometedor estudian en uno de los mejores edificios de Londres.

En Baku (Azerbayán), Hadid y su equipo levantaron el Centro Cultural Heydar Aliyev que abrió una vía de vanguardia para la transformación de la ciudad.

Tras poner su firma en el Centro Acuático para las olimpiadas de Londres (2012) y dejar una versión sobria de su marca artística en la ciudad, Hadid fue llamada a trabajar en Oxford, donde levantó un edificio en el St. Anthony’s College. También planeaba la renovación del frente marítimo de Estambul y el diseño del Estadio para Qatar 2022.

Estadio de Qatar 2022, diseñado por Zaha Hadid.

Durante años su campo de actuación fueron los museos ya que su obra no construida se valoraba por su aportación artística. Hadid quería reinventar el mundo y el mundo por fin la reconocía. Su estudio siguió creciendo hasta trasladarse al antiguo Design Museum, junto al Támesis, desde donde manejaba proyectos para todos los continentes.

En la mente de Hadid

En las numerosas entrevistas que Zaha Hadid concedió a tres cuestiones aparecían en su discurso de manera recurrente:

1.La manifestación explícita de sentirse diferente en un “mundo” de hombres:

“Nunca seré como ellos. No navego, soy musulmana y soy mujer”.

Dijo sobre la falta de apoyo de sus colegas arquitectos ante injusticias que vivió como lo acontecido con la Ópera de Cardiff. Sólo Richard Rogers inició una protesta pública.

2. El Guggenheim de Bilbao:

Hadid estaba muy agradecida a la audacia del edificio de Gehry y auqnue ella llevaba décadas firmando proyectos rupturistas cuando el Guggenheim se inauguró, siempre explicaba:

“El Guggenheim abrió la puerta. Tenía que abrirla un hombre. A mí no me hubieran dejado. Por eso estoy agradecida. Gracias a ese proyecto he podido construir”.

3. Su ideario y fundamento como arquitecta:

“Es fundamental siempre y en todo momento romper los límites de la arquitectura.”

Las estructuras de Hadid

Arrow
Arrow
Centro Cultural Heydar Aliyev. Exterior ©Hufton+Crow
ArrowArrow
Slider

El centro cultural Centro Cultural Heydar Aliyev, ubicado en Baku, Azerbaiyán (2013): cuenta con un centro de conferencias, museo, salas de exposiciones y oficinas. El proyecto está destinado a desempeñar un papel integral en la vida intelectual de la ciudad.

Arrow
Arrow
Ópera de Guangzhou. Exterior ©Iwan Baan
ArrowArrow
Slider

El Guangzhou Opera House, China (2010). La estructura se encuentra sobre una superficie de más de 330 mil metros cuadrados en el distrito de Dongcheng. El centro comercial se finalizó después de treinta meses de construcción. El proyecto parte del diálogo entre las formas curvas de los cuatro volúmenes independientes, con una altura máxima de 67 metros y unidos por pasarelas, que transmiten la idea de movimiento y fluidez. La distribución del conjunto se organiza en torno a grandes patios interiores que buscan la continuidad de los espacios abiertos.

Arrow
Arrow
Centro Acuático de Londres. Interior ©Hélène Binet
ArrowArrow
Slider

El Centro Acuático de Londres, construido para los Juegos Olímpicos de 2012. El concepto arquitectónico de este espacio está inspirado por las geometrías fluidas del agua en movimiento, creando espacios que reflejan los paisajes de la costa del Parque Olímpico. Una cobertura ondulada se eleva a partir del suelo como una onda, al mismo tiempo que describe el volumen de las piscinas de natación y el buceo.

Arrow
Arrow
Museo MAXXI, Italia. Exterior ©Iwan Baan
ArrowArrow
Slider

El Museo Nacional de Arte del Siglo 21 en Roma, Italia, (2009). Este edificio tiene como idea el concepto de un campus urbano mezcla la idea de edificio tradicional que es sobrepasado por los espacios interiores que se amplían para poder incluir la ciudad entera. La complejidad de las formas, su contorno sinuoso y la variación y superposición de las dimensiones determinan un conjunto espacial complejo y una estructura funcional. Las paredes curvas que acaparan la atención de quienes lo visitan no solo son usadas para ser expuestas en el interior, sino también en el exterior, con murales, proyecciones o instalaciones.

Arrow
Arrow
Rosenthal Center for Contemporary Art. Exterior ©Roland Halbe
ArrowArrow
Slider

El Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal en Cincinnati (2003). Este proyecto tiene la particularidad de ser la primera obra construida por Hadid en EE UU. El edificio para tiene espacios para exhibiciones temporales de gran diversidad y representaciones. El hall de entrada y las circulaciones están organizados como una “alfombra urbana”, conformando una superficie continua entre la calle exterior y la pared interior. Comenzando en la esquina donde se ubica el edificio, la superficie se curva hacia arriba y adentro, elevándose hasta convertirse en el muro posterior.

Zaha Hadid murió en 2016, a la edad de 65 años, pero los arquitectos que forman parte de su estudio siguen inspirándose en su trabajo para crear impresionantes edificaciones que siguen conquistando territorios en nombre de la arquitecta.

Impure

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here