Corría el año 2006 y el mundo no sospechaba la crisis económica que se avecinaba, yo estaba por cumplir 30 años, separarme y comenzar una nueva relación…al mismo tiempo, como un acto hermoso de sincronía, veía la luz VIVALAGUERRA el disco de StandStill que me acompañó durante ese tiempo turbulento y hermoso.

“La mañana ya llegó hoy puede ser un gran día”

Al oír el disco, era inevitable dejarse conmover por la poesía y los acordes que se acoplaban a los versos, como si se tratara de una jeringa entrando en las venas para fusionarse con el torrente sanguíneo y hacerte sentir protagonista de un viaje a la belleza, una belleza nostálgica, con olor a bosque, a personajes de película de bajo presupuesto, a cerveza de supermercado y un amor a contracorriente…el ritmo de la vida común, embellecido por una explosión de arte que llegaba al mundo con forma de disco conceptual.

Pasó la vida, la crisis, los viajes, nuevas historias y personas… e incluso pasó Standstill…y su despedida coincidió con otro ciclo personal…dejar Barcelona.

Standstill son Ricky Lavado, Enric Montefusco, Ricky Falkner y Piti Elvira.

Y se hizo el silencio…

Era inconcebible que Enric Montefusco, fundador, compositor y vocalista de la banda dejara de cantarnos esas letras que sólo algunos pocos son capaces de conjugar…Y por supuesto, como era de esperar, reapareció en forma de cantautor, con el corazón en una mano y un puñado de versos honestos, atrevidos y desnudos en la otra…

La poesía, la belleza y lo bueno de la vida se encuentran dentro de una canción escrita por Enric…esas canciones que siendo extranjera me hicieron sentir cómplice…esas letras que habitando otro hemisferio, se vuelven tan contundentes en mi propia experiencia cotidiana.

Su primer disco solista apareció en 2016, bajo el título ‘Meridiana’ que es el nombre de una larga avenida donde nació Montefusco y en donde también viví cinco años de mi vida… en esa obra, circulan recuerdos biográficos de Enric con íntimas referencias a sus padres, desengaños, dolores y la inevitable fe en la promesa de que no estamos solos, con una conciencia generacional contundente:

«Los que crecimos en los 80 no sabemos quiénes somos, ni gestionar lo que queremos, ni lo que sentimos… Nadie ha atendido nuestras necesidades emocionales ni espirituales».

Todo para todos

Para este barcelonino, que estudió económicas, trabajó en la banca y dejó su empleo por la música que en sus inicios tenía claros tintes punks con acercamientos al noise, en su disco solista abre el corazón y grita:

“Todo lo que se nos prometía ¡es mentira!..La vida nunca es lo que debería ser. Por eso es importante tomar conciencia y decisiones que eviten perpetuar la deriva”..al tiempo que escribe la hermosa “Todo Para Todos”

Montefusco vive, vibra, ama, sufre, crea, transita y huye por la Meridiana, que le vio nacer y crecer :

«Cuando la vida de todo el mundo se parece tanto, te das cuenta de que has hecho un recorrido propio muy pequeñito. Y yo lo vivo como una especie de muerte espiritual. Mi profesión obliga a escuchar siempre a esa vocecilla que te hace cuestionar todo lo que te rodea, tu pasado, tu presente, ¡a ti mismo! No puedes ser complaciente. Y resulta muy incómodo. El miedo a seguir hacia adelante acaba siendo una cárcel. Me gustaría transmitir la idea de que hay que luchar; la necesidad de ser valiente. El materialismo, el consumismo, alimentan el miedo. Y nos deja más alienados».

“Carne de Cañón”

Ahora, Montefusco vuelve a utilizar las palabras para seguir hablando de sus propias historias que también son las de todos…o quizás solo son las mías, y ha dado a luz su primer libro: “Carne de Cañón”, un ensayo autobiográfico en donde los expertos aseguran que la épica y la emotividad se funden con una mirada propia.

“Carne de Cañón” se engloba dentro de la colección “Uno de los Nuestros” de la editorial Bandaàparte, donde los autores muestran sus maneras de abordar la creación. Ya está disponible a través de la página web de Bandaàparte junto con un regalo sorpresa y un marcapáginas.

Yo espero que siga escribiendo, que siga visitando los espacios comunes del dolor y la belleza con la honestidad  de quien ama la vida y le duele la injusticia…

Impure

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here