Parece insólito hablar de algo prohibido en una ciudad que es la representación de la diversidad en todos los aspectos imaginables, pero la Barcelona actual, capital de Catalunya, el lugar cuestionado por la España de Rajoy, se ha convertido en un lugar que convive con un nuevo orden y un nuevo modelo de estructura…y lo más contundente es que esto no es nuevo.

Barcelona
Narcosala (instalación sanitaria supervisada para consumidores de drogas) en el barrio de Can Tunis, en 2001. Fotografía de Sergi Reboredo.

Contrario a lo que la mayoría de las personas evocan cuando piensan en el origen de la liberal Barcelona, la ciudad condal es una ciudad de resistencia, solidaridad, desobediencia y unión-sobretodo cuando se trata de defender el derecho a la libertad.

Infravivienda en la Sagrera. 2004. Fotografía por Samuel Aranda.

La libertad no es algo que la historia haya regalado al pueblo catalán, es más bien un derecho que han ganado a pulso, por medio de una resistencia estratégica y una irreverencia visceral.

Prostíbulo en El Raval, en 1977. Fotografía por Pep Cuntíes.

Ahora, en medio de la incertidumbre sobre el proceso de la independencia de Cataluña, la editorial La Fábrica, hace gala de visión histórica y publica el libro “Barcelona. Fotos (Prohibidas)”.

La Barceloneta, en 2009. Fotografía por Lluís Artús.

Bajo el lema de una historia inédita de la ciudad a través de sus luces y sombras, el nuevo fotolibro recoge imágenes censuradas, que en su momento no pudieron ser publicadas, así como “otras políticamente incorrectas, irreverentes o furtivas” que se acompañan de testimonios sobre la historia más reciente de la capital condal.

Un joven latino posa con pistola en la playa de la Barceloneta. Fotografía por Lluís Artús.

La obra cuenta con imágenes de casi 40 fotógrafos, tanto declásicos de la fotografía catalana como de las nuevas generaciones, con nombres como Joan Colom, Samuel Aranda, Pilar Aymerich, Pep Cuntíes, Pepe Encinas, Mariona Giner, César Lucadamo, Kim Manresa, Pérez de Rozas, Francisco Ontañón, Elena Ramón, Robert Ramos, Txema Salvans o Marta Sentís.

Esteban, conocido nudista de Barcelona, caminando por la plaza de Catalunya. Fotografía por Marc Javierre.

A través de sus fotografías se crea, según el editor, un relato inédito sobre la ciudad donde se reflejan manifestaciones, revueltas, bajos fondos, el atentado de la Rambla, las cargas policiales del 1-O, junto a imágenes del turismo, las Olimpiadas, o los pobladores de las playas de Barcelona. Toda una oportunidad de descubrir los diferentes prismas de una ciudad internacional .

Grupo de skins de ultraderecha en manifestación en contra del referéndum del 1 de octubre, plaza de Sant Jaume. Fotografía por Samuel Aranda.

En total, el libro es una selección realizada por Ricardo Feriche con trabajos de 30 autores que han retratado la ciudad y sus protagonistas desde los años 50 hasta hoy.

Portada del libro.
Prostitución masculina en la plaza de Catalunya. 1979. Fotografía por Jordi Pol.

Impure

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here